abril 30, 2022

Cómo Hacer Dinero en Línea desde Casa

Internet es, cada vez más, un universo de posibilidades, y aunque el escepticismo es grande, la realidad es que existen un sinfín de maneras de hacer dinero en línea desde casa: todo lo que hace falta es voluntad y constancia, y una buena conexión a Internet.

Si bien es cierto que hay que correr en la dirección contraria de todas las promesas de hacer dinero fácil o rápido, también lo es que cualquiera puede hacer dinero en línea, ya sea como un extra, o como fuente principal de ingresos.

A continuación, exploraremos 4 de las maneras más populares, seguras y rentables de hacer dinero en línea desde casa:

Formas Populares Para Hacer Dinero en Línea desde Casa

1. Blogging como Negocio

El blogging de hoy no es lo que solía ser, es todo un sector que evoluciona con cada día que pasa.

Por tanto, es lógico que muchos de los consejos que encuentras hoy en internet estén desactualizados.

Sin duda alguna, crear un blog para ganar dinero es una muy buena estrategia para ganar visibilidad y monetizar a través de múltiples plataformas.

Optimizar el contenido de un blog para posicionarlo en Google es fundamental cuando quieres ganar visibilidad.

Conocer las mejores estrategias y plataformas para monetizar marcan la diferencia cuando planificas el contenido.

Para más detalles, visita vloggero.com y chequea su guía para ganar dinero con un blog donde aprenderás cómo comenzar un blog desde cero hasta convertirlo en un negocio rentable.

2. Marketing de Afiliados

El marketing de afiliados es una de las formas más tradicionales de hacer dinero en línea y es, en síntesis, el cobro de comisiones por la venta de determinados productos o servicios de terceros a través de la promoción de los mismos en tu blog o sitio web.

Es decir que, una vez te has registrado satisfactoriamente en un programa de afiliados de una empresa, esta te pagará una comisión por cada cliente que llega a su tienda a través de tu blog o sitio web.

Los programas de afiliación cambian de empresa a empresa, pero generalmente se paga un porcentaje por cada venta realizada, o una suma fija por cada lector que es redirigido desde tu blog o sitio web.

Por supuesto, para hacer dinero en línea a través del marketing de afiliados, tendrás que generar contenido de valor que atraiga un tráfico considerable, y de calidad, a tu sitio web.

En el largo plazo, lo mejor del marketing de afiliados es que se vuelve un ingreso pasivo: tus links de afiliados seguirán generando ingresos sin que tu debas hacer nada.

3. Vende tus fotografías

No hace falta ser un fotógrafo profesional (ni contar con una cámara réflex) para hacer dinero vendiendo tus fotografías en línea, sino que basta con tener un buen ojo para capturar imágenes que puedan ser de utilidad para potenciales compradores, generalmente blogs, publicaciones digitales o tiendas en línea, por nombrar algunos.

Esto se conoce como fotografía de stock, que es la venta de distintas licencias de uso de fotografías en distintos mercados de stock en línea.

Los más populares son Shutterstock, EyeEm y 500px, pero hay mucho más.

La mejor manera de hacer dinero en línea vendiendo fotografías de stock suele ser apuntar a la cantidad: es más fácil vender 500 fotografías de un dólar, que una fotografía de 500 dólares.

4. Vende tus servicios

Una de las maneras de hacer dinero en línea desde casa que más ha crecido en los últimos años es la venta de servicios a través de mercados en línea que conectan a compradores y vendedores de todo el mundo.

Estos servicios suelen estar relacionados a la escritura, la ilustración, la asistencia remota, el diseño gráfico, el diseño web, el diseño UX, el desarrollo web y el desarrollo de aplicaciones móviles, pero en la práctica se puede encontrar prácticamente cualquier tipo de servicio que uno pueda imaginar.

Las modalidades, así como los costos y las comisiones, de estos mercados en línea, varían de uno a otro, pero se los podría englobar en dos grandes tipos: en unos, como Fiverr, por ejemplo, los compradores buscan entre cientos de ofertas de servicios (como haría para comprar cualquier producto) hasta encontrar a un vendedor cuya oferta y perfil se adapte a su proyecto; en otros, como Upwork, son los compradores quienes publican un aviso detallando lo que necesitan, y son los prestadores de servicios los que envían su oferta a los compradores.

Lo mejor de hacer dinero en línea vendiendo servicios es que estas plataformas son escalables y funcionan siempre a partir de reseñas de clientes: mientras más ventas completes exitosamente y más reseñas positivas acumules, más posibilidades tendrás de subir los precios de tus servicios y, a su vez, de trabajar en proyectos más grandes.

Es fundamental elegir bien el mercado en línea en el que venderás tus servicios.

En Fiverr o Guru, por ejemplo, es donde se contratan más servicios de escritura, diseño e ilustración; mientras que en Workana, Upwork o Freelancer, se contratan más servicios de desarrollo web, programación, y diseño de aplicaciones móviles.

4. Vende cursos en línea

Otro mercado en auge es el de la educación en línea: se calcula que para 2026 alcanzará un valor aproximado de 337 mil millones de dólares.

La clave aquí es evitar pensar en educación desde el punto de vista tradicional.

No hace falta que seas un experto en matemáticas ni en física ni en geología, sino que cuentes con un determinado paquete de conocimientos relativos a un tema específico por el que alguien esté dispuesto a pagar.

Una simple búsqueda en Internet te devolverá cientos de miles de cursos en línea sobre los temas más variados, desde cursos de carpintería hasta de desarrollo de aplicaciones móviles, pasando por cursos de primeros auxilios, de fabricación de marionetas, de dibujo con acuarelas, de escritura creativa y un infinito etcétera.

El único requisito es que tengas el suficiente nivel de experiencia en el tema como para poder ofrecer a tus alumnos potenciales contenido de valor.

A la hora de publicar y vender un curso en línea tienes dos grandes posibilidades: utilizar un mercado de educación en línea, como Udemy, Platzi, Domestika o Coursera; o crear tu propio sitio donde vender y proporcionar tu curso en línea utilizando un CMS (Sistema de Gestión de Contenidos), como WordPress.

Por supuesto, estas no son las únicas maneras de hacer dinero desde casa: desde monetizar tu contenido en redes sociales (YouTube, por ejemplo, es especialmente rentable), hasta adentrarse en la práctica del Dropshipping (que es la venta de productos de terceros sin la necesidad de contar con un stock propio de los mismos), las posibilidades son enormes.

Solo hace falta, como dijimos, una buena dosis de voluntad, para informarse, aprender y empezar, y de constancia.